Close

Actualidad colegial


Atrás

 

Jornada Agresiones

El Colegio de Médicos de Cantabria contabilizó 12 agresiones a profesionales de la sanidad regional

Durante el año 2017 se registraron cuatro agresiones más que en el año anterior, y en el resto de España aumentaron un 4%, con 515 casos. El Colegio de Médicos acogió una jornada con los Interlocutores Policiales y la Consejería de Sanidad.

 

El Colegio de Médicos de Cantabria contabilizó durante el año 2017 un total de doce agresiones a profesionales de la sanidad regional, es decir, cuatro más que en el año anterior. Esos datos se han ofrecido con motivo de la celebración del Día contra las agresiones a los profesionales sanitarios, que se celebra en toda España el 15 de marzo, con un lazo dorado.

Con este motivo, el Colegio de Médicos celebró una Jornada contra las agresiones a los profesionales sanitarios que contó con la presencia de los dos Interlocutores Policiales designados para la Comunidad Autónoma, el comandante de la Guardia Civil, César Vázquez y la Policía Nacional de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana, la inspectora Marta Carbajo. Asimismo, también asistieron la directora general de Ordenación Sanitaria del Gobierno de Cantabria, María Antonia Mora y Javier Hernández de Sande y Mariangeles Herrera Puente, presidente y secretaria del Colegio de Médicos respectivamente y los miembros de la Asesoría Jurídica de la institución colegial, María Alvarez y Gabriel Rodríguez.

El presidente del Colegio de Médicos destacó que una de las conclusiones principales con que se concluyó la Jornada, fue la necesidad de sensibilizar a los profesionales sanitarios a denunciar las agresiones, “que se comuniquen todas las conductas violentas para evitar que se repitan, pues sólo se denuncian la mitad de las agresiones producidas”.

Asimismo, Hernández de Sande resaltó que Cantabria fuera la primera Comunidad Autónoma que contó con la figura del Interlocutor Policial Sanitario, que surgió del acuerdo firmado por el Ministerio del Interior y de Sanidad y la OMC, con el objetivo de dar respuesta policial, integral y transversal para esta lacra, que está constituida por una actuación coordinada y la adopción de medidas que refuerzan las ya existentes en un marco de actuación más amplio.

Sande recalcó que el objetivo es potenciar las acciones necesarias tendentes a la profundización en el conocimiento de la problemática delictiva existente en torno a los centros médicos y a los profesionales de la salud, ubicados en sus respectivas demarcaciones, para adoptar las medidas precisas, entre ellas la prevención y la formación, para incrementar la seguridad y reducir las agresiones. En los últimos diez años en Cantabria se han contabilizado un total de 77 agresiones.

En el último año el porcentaje de agresiones ascendió a doce colegiados, cuatro hombres (33%) y ocho mujeres (67%), correspondiendo el mayor número de agresiones a las colegiadas comprendidas entre los 36 a 45 años.

De las doce agresiones registradas en el Colegio, todas fueron en el ámbito del sector público.

Dentro del sector público, el mayor número de agresiones se registraron en los hospitales (34%), seguidos de las urgencias de Atención Primaria (33%) en Atención Primaria, (25%), y en Urgencias de Hospitales (8%). Resaltando que en el cómputo de las urgencias en los hospitales, el 100% fueron las mujeres las agredidas.

Por tipología de los agresores, el 67% fue el propio paciente y el 33% los agresores fueron los familiares, correspondiendo un 58% a amenazas, un 34% a insultos y un 8% a lesiones. Estas últimas, todas ellas fueron a hombres.

Con relación a la causa de las agresiones, el 58% fue por discrepancias con la atención médica y el resto (a partes iguales) por discrepancias personales, en relación con Incapacidad Temporal, no recetar lo propuesto por el paciente y por el mal funcionamiento del centro, necesitando la baja laboral un 17% de los profesionales agredidos

Manifiesto

Como cada año, el Observatorio de Agresiones de la OMC, ha hecho público un Manifiesto en el que hacen un llamamiento a todos los agentes intervinientes para que tomen las medidas necesarias para proteger a los profesionales y, con ellos, al conjunto del sistema sanitario, un bien público que hay que cuidar y utilizar de forma responsable. (Se adjunta texto)

“Ante las agresiones al personal sanitario, tolerancia cero”

La Organización Médica Colegial conmemora el 15 de marzo de 2018 el Día Nacional contra las Agresiones a Sanitarios, una fecha que la corporación viene recordando desde el asesinato en 2009 de nuestra compañera Maria Eugenia Martínez, en el Centro de Atención Primaria en Moratalla (Murcia).

Desde entonces, la OMC puso en marcha un Observatorio contra las Agresiones en el ámbito sanitario con la intención de aunar todos los esfuerzos que se hacían en cada uno de los colegios de médicos, iniciando un movimiento profesional para sensibilizar a médicos, sanitarios, Administraciones y ciudadanos sobre este problema.

Agresiones físicas, insultos y amenazas forman parte de la violencia contra los profesionales de la salud, una lacra de indudable repercusión social que afecta a la actividad sanitaria, a la relación de confianza entre el sanitario y el paciente, a la salud del personal agredido y a la calidad asistencial que reciben los propios pacientes.

Se trata de un problema de violencia en sí mismo contra el que hay que tener “tolerancia cero”. Detrás de esta violencia se encuentra un entramado causal de gran complejidad que favorece las situaciones de conflicto, en medio del dolor y el sufrimiento de los pacientes.

La consideración de las agresiones como delito de atentado contra una autoridad pública, desde 2015, y la puesta en marcha del Interlocutor Policial Territorial Sanitario el pasado año han sido dos logros muy importantes a la hora de afrontar este grave problema. Aun así, son necesarias más medidas de prevención y protección para garantizar el ejercicio seguro de la atención sanitaria.

La disposición de los ministerios de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Justicia e Interior, así como del Consejo General del Poder Judicial, Fiscalía General del Estado, Oficina del Defensor del Pueblo y Consejerías de Sanidad de las CC.AA. ante este problema, ha sido de gran ayuda para combatirlo.

Es preciso que se tomen las medidas necesarias para proteger a los profesionales y, con ellos al conjunto del sistema sanitario, un bien público que hay que cuidar y utilizar de forma responsable, respetando los derechos y asumiendo los deberes que ello conlleva.

Por todo ello, pedimos:

-Que se active la puesta en marcha del Interlocutor Policial Territorial Sanitario en todas las CC. AA.

-Que las agresiones tipificadas como delito contra la autoridad tengan la misma consideración en todo el territorio nacional.

-Que las agresiones sean consideradas como delito de atentado contra la autoridad tanto en el ámbito público como en el privado.

-Que las amenazas, insultos, intimidaciones y coerciones sean consideradas agresión y, por tanto, delitos contra la autoridad por el daño que causan a los sanitarios y su incidencia en la calidad en la asistencia sanitaria.

-Que se establezcan Protocolos de actuación ante las agresiones en centros públicos y privados.

-Que las Administraciones sanitarias tomen medidas especiales en aquellos casos en los que profesionales hayan sido agredidos con anterioridad.

-Que las Administraciones sanitarias establezcan programas de formación para que los profesionales adquieran las competencias necesarias a la hora de afrontar situaciones de riesgo y/o conflictivas.

-Que las Administraciones sanitarias promuevan campañas de sensibilización y de concienciación a la sociedad, de respeto a los profesionales y cuidado y utilización responsable de los servicios sanitarios.

-Que se establezca un Registro Nacional de Agresiones a Sanitarios con datos de las Administraciones sanitarias y Colegios profesionales para conocer con rigor todos los datos y establecer un mapa de riesgo para una mejor actuación.

-Que la calidad asistencial y la plena confianza en la relación médico-paciente no se vea empañada por un problema de violencia. ¡No se puede agredir a quien trata de ayudarte restableciendo tu salud!

PIE DE FOTO:

FOTO 1

De izquierda a derecha, César Vázquez, María Angeles Herrera, Marta Carbajo, Gabriel Rodríguez, Javier Hernández de Sande y María Antonia Mora