Close

Actualidad


Atrás

 

El programa Solo con las Manos del Colegio de Médicos de Cantabria aumenta su actividad más de un 70 por ciento en el último año

El programa, en colaboración con Concejalía de Salud y Deportes del Ayuntamiento de Santander, enseña las pautas de actuación básicas ante una parada cardiaca a estudiantes, profesores y educadores deportivos

Solo con las manos se pueden salvar vidas. Esta es la premisa con la que trabajan ocho médicos de Cantabria con experiencia en urgencias que este año han desarrollado la cuarta edición de este programa que enseña a estudiantes, profesores y educadores deportivos cómo actuar ante una parada cardiaca.

El Colegio de Médicos tiene claro que los profesionales sanitarios no sólo se deben a labores asistenciales, sino que además “debemos encabezar las tareas de divulgación y formación en salud a la ciudadanía, ocupando un espacio de referencia en esta era digital donde cualquiera es capaz de transmitir información en ocasiones poco contrastada o sin estar basada en evidencia científica”, según afirma Roberto Garrastazu, responsable del área de formación de la entidad colegial cántabra que ha presentado el informe del programa de este año con conclusiones muy positivas.

El interés de la sociedad por estar formada en materia sanitaria es evidente.  Este año el programa “Solo con las manos” ha llegado a 1.354 alumnos y profesores cántabros, el 72 por ciento más que en 2018, ejercicio en el que recibieron esta formación 787 estudiantes y educadores.

Los centros educativos que han participado hasta este mes han sido 21, 4 más que el año pasado, y las peticiones de participación en el programa por parte de los centros educativos se realizaron a través de la página web del Colegio, o mediante contacto directo de los centros con la Concejalía de Salud y Deportes del Ayuntamiento de Santander, que colabora con el programa y remite las peticiones al departamento de formación del Colegio de Médicos.

De las solicitudes recibidas, 14 fueron para grupos de la E.S.O., 3 para Bachillerato, tres para Formación Profesional y uno para Educación Especial.

Las actividades formativas se llevaron a cabo en el periodo comprendido entre el 23 de enero y el 7 de junio con un total de 37 días planificados y 82,5 horas dedicadas a la formación (un 71,5 por ciento más que el tiempo empleado el año pasado), y el material utilizado está compuesto por kits que incluyen maniquís comprados por el Colegio de Médicos, que este año, ante el aumento de peticiones, ha incrementado la inversión en el programa en más de un 45 por ciento.

Pero el esfuerzo del Colegio de Médicos merece la pena porque el grado de satisfacción de los que reciben el curso es muy alto, según indica el informe del departamento de Formación, y esta actividad de educación en salud  puede hacer que los que la reciben salven vidas porque  cerca del 80 por ciento de las paradas cardiacas inesperadas suceden en el ámbito extrahospitalario (aproximadamente ocurre 1 cada 20 minutos),  y en 2 de cada 3 casos  existen testigos que en su gran mayoría  no son sanitarios.

Y, según las recomendaciones del último consejo de la ERC (European Resucitation Council) en el que está el Consejo español de la RCP (CERCP), probablemente la circunstancia actual que requiere más atención y que podría redundar en el pronóstico vital de la víctima de una parada cardíaca brusca e inesperada es el inicio precoz y de calidad de las maniobras de resucitación por primeros intervinientes.

Esta es la razón por la que el Colegio de Médicos sigue instando a las instituciones educativas a que incluyan programas de salud en etapas escolares que ayuden a propagar información veraz y que capacite a los alumnos en la comprensión y toma de decisiones en este ámbito.