Close

Actualidad


Atrás

 

La investigadora Mara Dierssen interviene en el Aula de Salud del Colegio de Médicos

La directora de Investigación del Laboratorio de Neurobiología Celular y Sistemas rendirá homenaje a su padre, el doctor Guillermo Dierssen, el próximo día 15 de octubre a partir de las 19,30 horas. El Colegio de Médicos denominará el Salón de Actos con el nombre de Aula del Doctor Guillermo Dierssen

La investigadora Mara Dierssen intervendrá en el Aula de Salud, que organiza el Colegio de Médicos y El Diario Montañés, en colaboración con la Consejería de Sanidad y el Servicio Cántabro de Salud (SCS) el próximo martes, día 15 de octubre a partir de las 19,30 horas.

La directora de Investigación del Laboratorio de Neurobiología Celular y Sistemas rendirá homenaje a su padre, el doctor Guillermo Dierssen con la conferencia sobre Descifrando los códigos cerebrales: comprender para curar.  Asimismo, el Colegio de Médicos con este motivo denominará el Salón de Actos con el nombre de Aula del Doctor Guillermo Dierssen, en reconocimiento de la trayectoria del excelente profesional.

Según explicó la doctora Mara Dierssen el estudio del cerebro y su comprensión siguen siendo un gran reto, de indudable impacto sobre la sociedad y nuestro futuro. “Comprender cómo se genera la conducta humana, cómo tomamos decisiones, o cómo innovamos son temas que nos han apasionado durante siglos, pero es ahora cuando empezamos a vislumbrar los mecanismos de estos procesos”.

A ello están contribuyendo varios aspectos fundamentales: la incorporación de diferentes disciplinas científicas al conjunto de la neurociencia, y el descubrimiento de nuevas tecnologías y su aplicación clínica.

No obstante, recalca que estos avances han de estar acompañados de la incorporación plena de los profesionales sanitarios en la tarea investigadora.

El Dr. Guillermo Dierssen, a quien se dedica este homenaje fue el pionero de la Neurocirugía que incorpora el conocimiento científico en Cantabria, sus trabajos sobre las disquinesias en general y de un modo concreto sobre el hemibalismo, fueron de la máxima repercusión internacional.

Fue uno de los primeros neurocirujanos en dominar la cirugía esterotáxica, por lo que se identifica como “el neurocirujano fisiológico” y creó una brillante escuela de neurocirujanos. Consideraba que el desarrollo de la neurocirugía moderna es una permanente evidencia de la vocación científica.

Mara Dierssen recuerda cómo dijo en el discurso de entrega del premio Alonso Allende,  “El cirujano del sistema nervioso tiene, frente al individuo enfermo que se encomienda a su cuidado, el deber de ofrecerle la máximas oportunidades de curación y alivio, apartando de él en lo que le sea posible, el dolor y el sufrimiento. Frente a la sociedad y frente a la especie, está obligado a aprovechar toda oportunidad que se le presente para aumentar el caudal de información que, aclarando la comprensión de los mecanismos que condicionan la función normal y patológica del cerebro, pueda ofrecer a futuros enfermos mayores posibilidades de curación. Únicamente cuando realiza de un modo equilibrado ambas tareas, podrá tener conciencia de que ha cumplido con la misión que el destino y su vocación le impusieron”.