Close

Actualidad


Atrás

 

El CGCOM condena el escrache a una médica en el Centro de Atención Primaria de Les Corts, en Barcelona

El líder del PP, Pablo Casado, ha denunciado el escrache contra una doctora de un ambulatorio de Barcelona por no utilizar el catalán en su consulta, durante su visita a Santoña

El CGCOM se adhiere al posicionamiento expresado por el presidente del Colegio de Médicos de Barcelona, Jaume Padrós, de absoluto rechazo a esta agresión, considerándolo inadmisible e impropio de cualquier comportamiento reglado ante una situación que siempre debe canalizarse a través del paciente o su tutor, y que debe realizarse por los diferentes conductos oficiales, entre ellos a través del propio Colegio de Médicos.

Este episodio lamentable no es más que una muestra creciente de desencuentros entre población y sanitarios que socavan la relación médico-paciente, alimentan la confrontación, generan agresividad, y profundizan la ansiedad y desmoralización de nuestros compañeros de la primera línea de atención sanitaria.

Las agresiones crecientes a médicos y otros sanitarios se potencian cuando las necesidades y demandas de la población no encuentran otros interlocutores accesibles, y son redirigidas hacia los propios trabajadores, que no sólo no tienen posibilidad de dar soluciones, sino que objetivamente son víctimas de las insuficiencias del sistema sanitario.

Nos ponemos a total disposición de las autoridades sanitarias catalanas, del Consejo Catalán de Colegios de Médicos y del Colegio de Médicos de Barcelona de cuantas acciones deben llevarse a cabo para garantizar los derechos de nuestra compañera y de la mejor asistencia sanitaria a la población a la que nos debemos.

Por otro lado, el líder del PP, Pablo Casado, ha denunciado el escrache contra una doctora de un ambulatorio de Barcelona por no utilizar el catalán en su consulta y ha exigido al Gobierno de Pedro Sánchez que «actúe en consecuencia», dado que tiene la titularidad de esa competencia.

Así se ha pronunciado en su visita al puerto pesquero de Santoña (Cantabria), después de que un grupo independentista encabezado por el líder de Catalunya Acció Santiago Espot realizara el lunes un escrache contra el centro médico de Les Corts en Barcelona porque una doctora no pudo atender a una mujer y su hija en catalán.

El líder del PP ha señalado que «hubo piquetes que intentaron agredir y coaccionar a un profesional sanitario» por no atender en catalán y ha defendido el «compromiso inequívoco» de su partido con la libertad al utilizar las lenguas cooficiales.

LA LENGUA NO PUEDE SER «NUNCA» UN REQUISITO

En este sentido, ha recalcado que la lengua no puede ser «nunca» un requisito sino «un mérito» al acceso a la función pública. «Nuestro compromiso es que no haya ningún profesional sanitario que por no usar la lengua cooficial pueda ser rechazado en el empleo público al que quiera acceder pero mucho menos coaccionado o agredido», ha apostillado.

Por eso, ha subrayado que si Partido Popular ganar las elecciones generales y llega al Gobierno de España «no van a aceptar eso». «Esperamos que el Gobierno de España, a quien corresponde la competencia de titularidad estatal, que es la sanidad, transferida su administración pero en última instancia de competencia estatal y del Ministerio de Sanidad, actúe en consecuencia», ha concluido, según informa Europa Press.